jueves, 14 de febrero de 2008

Hijo, no veas esa serie

Me indigna asistir al nacimiento de otra exitosa serie de televisión que presenta al colectivo de profesores otra vez de forma impresentable. Vi el anuncio de la serie "Física o Química" y me temí lo peor y por eso, en mi afán de que crezca el sentido crítico de mis alumnos y alumnas, les dije que vieran la serie con lápiz y papel y que anotaran lo que les resultaba irreal, fuera de tono....
Cuando yo vi esa serie me quería morir:
-una profesora de filosofía que mantenía relaciones con un menor, primero sin saberlo (¿tonta?) y luego sabiéndolo (inmoral).
-una profesora de literatura que, aunque está "sobradamente preparada", tiene un miedo atroz al aula, pero que se serena cuando por fin puede enganchar a los alumnos-as haciendo un ejercicio utilizando un suceso dramático: el suicidio de un compañero. Y se ve cómo se relaja y y gana en seguridad (¿el fin justifica los medios?)
-un profesor de Educación Física que se cree dios y trata de solucionar un problema gravísimo en plan "colegas" (él, mejor que el psicólogo del centro, puede valorar las tendencias suicidas de un menor)
-Unos chavales que acosan a compañeros, los agreden, que se drogan en el centro, en los servicios......
-etc., etc.
La segunda puñalada me la dieron mis alumnos-as cuando hicieron su valoración: por supuesto, vieron todo aquello con una enorme normalidad. La profesora de filosofía, pobrecita, estaba enamorada, ella no tenía la culpa de nada....los chicos drogándose y pegándose también eran normales.....Dios mio! si vivimos en un estado casi policial.
Nos matamos trabajando y todo se queda en nada con esta hora de serie semanal.
En vez de poner una serie que dignifique nuestro trabajo, ahora que se nos respeta tan poco, nos vuelven a machacar.
Por favor, pidan alguna jornada de puertas abiertas en los centros educativos que tienen a su alrededor, visiten los institutos y colegios, y entiendan porqué sentimos estas series como una agresión

4 comentarios:

ceipginer.english dijo...

Hola Pilar, soy Mari carmen, la nueva lectora de tu blog, gracias a Jesús ( tu compañero del instituto), estoy totalmente de acuerdo contigo, aunque a mí lo que más me sorprendió fue como, gracias a la necesidad de que se puedan seguir los diálogos, esa jaula de grillos que suele ser una clase, se convierte por arte de birli birloque, en un centro de educados conversadores que se respetan entre ellos, hablan por turnos y, creo recordar, que incluso ¡ levantan la mano para pedir la palabra!. Me necanta tu blog y tus manualidades, ¡ qué amigos tan afortunados tienes, que pueden recibir unos regalos tan valiosos!

pilar dijo...

gracias, Mari Carmen. Desde ahora estás en tu casa. Entra cuando y cuanto quieras. Menos mal que hay más gente escandalizada.
Besos, Pilar

agujita - Esperanza dijo...

Entré por casualidad para ver cosas de punto de cruz y mira por donde me enganché a tus comentarios,y me gustaria comentarte algo, sin ofender, por supuesto, desde el punto de vista de una madre:
He estado viviendo fuera de España (en Bélgica)y conozco el ambiente de los colegios alli, y ahora que hemos aterrizado en Madrid, una d las cosas que más echo de menos es la disciplina en los colegios, los alumnos no respetan a los profesores y la culpa la tienen los profesores que no se hacen respetar y los padres gallitos que a la mínima acuden al colegio a protestar por que a su hijo le han regañado, la solución es dificil pero el profesor deberia hacerse respetar dentro del aula y cuando un padre se moleste, ese profesor deberia estar más respaldado por el resto para evitar que sean los alumnos los que al final manden dentro del aula, y te diría más cosas pero este no es el lugar

pilar dijo...

Hola Esperanza, me alegro de tu visita. Estoy de acuerdo contigo en que hay que hacer algo en por recuperar la disciplina en los centros, pero desde el respeto. Lo que pasa es que esta relación de enseñanza-aprendizaje basada en el respeto ´mutuo sólo la asumen los-as niños-as que están educados en casa en esos valores. Los niños que no respetan a los profesores tampoco respetan a sus padres y cuando salgan al mundo laboral, tampoco respetarán a sus jefes y compañeros. Te pongo como ejemplo mi blog. Les dije a mis alumnos-as que quería que fuera un espacio para mí y sólo han entrado en un post en el que puse las notas (y todos-as lo tienen en sus favoritos). Y hay uno para agradecerles todos los regalos que me han hecho por mi cumpleaños y me lo han comentado en clase, pero no han entrado en los posts.
Bueno, Esperanza, aquí está tu casa, ven cuando quieras que me encanta recibir amigos.
Por cierto, mi producción en punto de cruz es muy discretita, pero aprendo mucho con vosotras.Te visito a menudo porque me encanta tu blog
Besos, Pilar