sábado, 1 de marzo de 2014

Labores de siempre

Este pequeño paño (alrededor de 20 o 25 cm) es lo último que he hecho y se lo quiero dedicar a una persona muy importante en mi vida que nos ha dejado el día 19 de febrero, mi suegra, que ha sido para mi como una segunda madre. Antonia era una maestra de las labores y ha seguido activa prácticamente hasta los 85. Primorosa y atrevida, era capaz de sacar cualquier punto, con dos agujas y con una, inteligentísima para coser, bordar, tricotar. Tenía unas manos de oro y era una maestra en todo. Vaya racha que llevamos...
El paño está hecho con hilo del 40, prácticamente de coser. He dejado la hebra del remate para que veáis qué finito es el hilo
Un saludo
Pilar

4 comentarios:

luz acedo dijo...

¡Vaya , Pilar! Cuánto lo siento. Por edad nos toca ir despidiendo a los mayores. Y mejor si es así porque somos capaces de aplicar una lógica a momentos tan tristes.
Un fortísimo abrazo a todos.

pilar dijo...

Muchas gracias Luzma. Un abrazo muy gordo Pilar

Olivia dijo...

Y yo por qué no había visto estas dos entradas tuyas, bueno es que últimamente me lio mucho en el facebook y en el correo y no me da tiempo de más.
Me acuerdo cuando hacía yo ganchillo con hilo del 40, quedaban unas labores preciosas, ese paño es una monada.
Besos Pilar, siempre es un placer leerte.

pilar dijo...

Gracias a ti. A mi me tiene absorbida, cada vez me gusta más hacer cositas así delicadas. Ya verás el que he terminado ahora.
Besos, Pilar